Bendodo presenta un plan de austeridad que ahorrará 12 millones de € hasta fin de año y pagará a proveedores antes de un mes

• El objetivo del plan es alcanzar el déficit cero en cuatro años y se conseguirá sin tocar las políticas sociales, el gran compromiso de la institución con los ciudadanos

El presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, ha presentado esta mañana un ambicioso plan de austeridad con el que la institución corregirá su rumbo económico esta legislatura. En una primera aproximación,

Bendodo ha destacado que este plan permitirá ahorrar hasta final de año 12 millones de euros gracias a cuatro medidas: racionalización del gasto, reducción del gasto, potenciación de ingresos del patrimonio provincial y creación de una mesa de seguimiento, y ha subrayado que los pagos a proveedores se realizarán a un máximo de 30 días cuando entre en vigor, este próximo otoño. El objetivo básico es alcanzar el déficit cero en cuatro años. Este plan de austeridad está integrado por un diagnóstico financiero ya conocido y hecho público por la Diputación, con una deuda cercana a los 300 millones de euros, un remanente líquido de tesorería negativo de 26 millones de euros, un déficit que puede llegar a 36 millones a final de año y un índice de endeudamiento que puede superar el 143%. Este plan frenará las proyecciones negativas y permitirá a la institución desarrollar su labor de servicio público a la provincia de Málaga y cumplir su compromiso con la ciudadanía de no tocar las políticas sociales. Para lograr este objetivo primordial y evitar que la situación económica de la Diputación empeore, el plan de austeridad recoge un total de 145 medidas entre racionalización, contención y potenciación que tendrán en este año 2011 un efecto de reducción del gasto de 10 millones de euros y de incremento de los ingresos de 2 millones de euros. En total serán 12 millones de euros los que se ahorrarán hasta diciembre. Medidas de racionalización Las medidas de racionalización tienen como objetivo crear una administración pública que funcione mejor y cueste menos. Aquí destaca la reducción radical de las firmas con potestad para gastar en nombre de la Diputación Provincial. Con el anterior equipo de gobierno había 83 unidades de gasto en las que hasta 633 personas podían autorizar pagos. A partir de ahora serán sólo 14 las unidades de gasto –una por área de gobierno- y sólo una firma por unidad, con lo que el control será exhaustivo y habrá numerosos filtros previos a la autorización final. En este apartado de racionalización también se hará una ordenación de la política de contratación pública, con amortización de plazas vacantes. Además habrá un mayor control para la reducción del absentismo laboral y la concentración de las autorizaciones de horas extra y guardias se hará en la Dirección de Personal. Hasta ahora el gasto anual en horas extra ascendía a los 800.000 euros. Este plan de austeridad estará compuesto por recortes pero también por ampliaciones. Por ejemplo, está previsto que se incremente el apoyo al emprendedor autónomo y en general al fomento de la economía local, uno de los principales compromisos del nuevo equipo de gobierno y del presidente. Por el contrario, se congelará la plantilla y se analizará la edad de la misma para prever su disminución progresiva en los próximos años. También habrá una reconducción de las subvenciones. Asimismo está previsto un estudio del sistema de turnicidad y guardias nocturnas y fines de semana implantado en los centros sociales para establecer un techo presupuestario de gasto en este concepto. Todas estas medidas se extenderán al llamado holding provincial, integrado por los patronatos, empresas y consorcios dependientes de la Diputación. Medidas de contención Las medidas de contención tienen como objetivo eliminar el gasto excesivo. Su punto más importante es la reducción de costes de personal, capítulo en el que está previsto el ahorro de 500.000 euros en salarios de cargos electos y puestos de confianza –primera medida que tomó el nuevo equipo de gobierno- y de otros 500.000 euros en el seguimiento y planeamiento de jubilaciones. En total la suma asciende a un millón de euros pero supone apenas un 1,25% del presupuesto destinado a personal. En el apartado de subvenciones, se eliminarán aquellas que sean discrecionales a ayuntamientos o asociaciones sin ánimo de lucro y se darán por terminadas las que no se hayan justificado en años anteriores. Asimismo se denunciarán los convenios con cláusulas de prórrogas tácitas anuales por haberse cumplido los objetivos iniciales en su totalidad. También se aplicarán remanentes líquidos de tesorería de consorcios para disminuir las aportaciones de 2011 y 2012 tanto de la Diputación como de los ayuntamientos beneficiados. La Diputación llevará a cabo asimismo un análisis pormenorizado de las grandes contratas externas, como mantenimiento, limpieza, seguridad, energía o comunicaciones, y se renegociarán los contratos que en su caso se determinen; además, habrá una reducción de la inversión destinada a material de oficina, al gasto en combustible, en estudios y trabajos técnicos, en comidas externas y en viajes fuera de la provincia de Málaga. Estas medidas se aplicarán a todos los organismos y empresas dependientes de la Diputación Provincial. En todo este capítulo el ahorro llega a los 5.970.000 euros. En el apartado de contención del gasto también también figura la reducción de los intereses de demora en 200.000 euros y la desaparición de subvenciones a la Junta de Andalucía y al Estado, así como a sus organismos dependientes. Esta decisión va en la línea de lo expresado por el presidente esta semana sobre la no duplicación de inversiones y la idea de una administración, una competencia. La existencia de la Diputación no se justifica por la concesión de dinero a administraciones con mayor capacidad económica y presupuestaria, como es el caso. Este plan de austeridad elimina también la posibilidad de otorgar dinero a organizaciones del resto del mundo, tal y como se ha venido haciendo en la anterior legislatura. Esta racionalización de las transferencias corrientes permitirá ahorrar 2.420.000 euros. Asimismo restringirá el gasto en inversión en elementos de transportes, mobiliario, equipos informáticos y proyectos complejos por valor de un millón de euros, cifra que representa el 2,8% del presupuesto de inversiones reales. De igual manera, se realizará una depuración del gasto de inversión no comprometido financiado con deuda, ya que algunos proyectos, por ejemplo, se arrastran desde 1981 (planes provinciales). Medidas de potenciación La potenciación de recaudación proveniente de una mejor explotación del patrimonio provincial servirá para mejorar los ingresos en 1.250.000 euros gracias a la aplicación de tres medidas: el cobro de recibos impagados, la renegociación de acuerdos para cobrar un canon a locales comerciales cedidos en precario y la reducción de la flota de vehículos en un 30%. En este sentido, por ejemplo, la Diputación renegociará con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el régimen de concesión de terrenos y recinto del hospital Civil, cedidos de manera gratuita desde 1998, y procederá a una identificación de los inquilinos de viviendas y locales que sean propiedad de la institución. También reclamará deudas y recibos impagados. Creación de la comisión de seguimiento del plan La mejor garantía de cumplimiento de estas medidas para todos los ciudadanos de la provincia de Málaga será la constitución de una comisión de seguimiento permanente del plan de austeridad. Este ambicioso plan está diseñado para recortar gastos y potenciar ahorro dentro del actual presupuesto de 2011, del que la anterior corporación ya había invertido o comprometido el 85% del gasto corriente.

- Fecha: 27/07/2011

Imágenes

  

Datos adjuntos

  • Bendodo presenta un plan de austeridad que ahorrará 12 millones de € hasta fin de año y pagará a proveedores antes de un mes
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies