Elías Bendodo comunica a los familiares de los usuarios de Aspromanis y Sagrado Corazón que la Diputación abonará los 552.000 euros del coste de su atención en 2013

El pleno aprueba sendos convenios para pagar la atención a 23 dependientes a pesar de tratarse de una competencia impropia que debe asumir la Junta de Andalucía



El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha comunicado hoy a los familiares de los usuarios de Aspromanis y Sagrado Corazón, así como a sus gerentes, que la institución abonará otro año

más los 552.000 euros que supone la atención a los 23 dependientes de estos centros. La institución asume así de nuevo el coste de un servicio que según la Ley de Dependencia aprobada en 2007 corresponde a la Junta de Andalucía.

La propuesta del equipo de gobierno, firmada por la vicepresidenta responsable de Derechos Sociales, Ana Mata, se ha llevado al pleno ordinario de hoy por vía de urgencia para levantar el reparo de la Intervención General, dado que se trata de una competencia impropia. De hecho, la Asesoría Jurídica de la Diputación asegura en su informe de conclusiones que no se puede pagar este dinero “por tratarse de una atribución que corresponde en exclusiva a la Comunidad Autónoma Andaluza”.

Los efectos económicos de ambos acuerdos tienen fecha de 1 de enero de este año. En concreto, el convenio de Aspromanis supone una inversión de 367.920 euros y el de Sagrado Corazón, 183.960 euros.

Los presupuestos de 2013 ya reservaban una partida de 600.000 euros en previsión de que el gobierno andaluz rehusara de nuevo hacerse cargo de la atención de los 23 internos en ambos centros. Bendodo ha reiterado el compromiso de la institución con estas personas, que se verían obligadas a abonar un alto coste -cifrado en más de 60 euros por día- si la Diputación no pagara el montante total.

Aprobación mensual de facturas

A partir de ahora, los plenos ordinarios deberán tramitar cada mes las facturas para que se pueda transferir la cantidad necesaria a las residencias objeto del acuerdo. Para ello, el convenio apela al mandato constitucional de “protección de la integridad física y moral”, en el bien entendido de que corresponde a los poderes públicos atender las necesidades de las personas que requieran una atención especializada.

En la reunión de Bendodo y Mata con familiares de internos y representantes de los centros se ha comunicado asimismo que la Diputación de Málaga confía en que la Junta de Andalucía asuma en lo sucesivo la responsabilidad que le marca la Ley de Dependencia de 2007 y abone las plazas conveniadas. Los asistentes al encuentro han agradecido a la institución provincial su compromiso con el mantenimiento de las ayudas.



    
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies