La Diputación alberga un mercadillo de comercio justo para ayudar al desarrollo económico de los tuareg en Níger

La sala Estepona del Centro Cívico ha acogido la muestra, formada por joyas de diseño único que se fabrican de forma artesanal desde hace miles de años



La Asociación Amigos de Tabelot, una organización sin ánimo de lucro cuya misión es vender la producción de una cooperativa artesana que fabrica joyas de plata, ha instalado un mercadillo solidario en la Diputación.

La sala Estepona del Centro Cívico acoge la muestra, que se compone de joyas de plata cuya comercialización permite el desarrollo económico de la comunidad tuareg de Tabelot en Níger.

Este proyecto comenzó hace seis años, cuando tras un período de hambruna el alcalde de esta comunidad vino a Europa con las propias joyas de todos los aldeanos para intentar venderlas y conseguir así dinero. En Francia conoció a unos de los fundadores de la asociación, que ideó esta iniciativa.

Una de las integrantes, Dora Mora, ha señalado que el aumento en el volumen de ventas ha permitido a más artesanos participar en la cooperativa, y a día de hoy más de 150 familias del sector pueden vivir con dignidad de su trabajo.

La diputada de Igualdad y Participación Ciudadana, Pilar Conde, ha asistido al mercadillo y se ha mostrado “encantada” de poder contribuir a la labor que, de forma altruista, realiza esta organización, y ha ofrecido su colaboración para próximas actividades de este tipo, debido a la gran acogida que ha tenido.

La asociación ha establecido normas de producción para respetar el medio social, y su idea es ayudar a esta comunidad a perpetuar una actividad ancestral y sacarla al mercado. Según ellos, no se trata de caridad, sino de desarrollo económico “basado en el comercio justo y en la sostenibilidad”.

Las piezas expuestas en Diputación con motivo de las próximas fiestas navideñas están fabricadas con diseños que han pasado de padres a hijos durante generaciones milenarias. Estos orfebres trabajan sin moldes, con plata, madera de ébano y piedras semipreciosas.

En las tradiciones tuaregs, la plata ha suplantado al oro, ya que las mujeres tienen un miedo supersticioso a este último y no lo usan jamás. Por este motivo, la joyería de plata es parte del patrimonio de cada familia de esta comunidad, y no tiene un valor simbólico, sino real, ya que sirven de ahorro y de cambio de divisa.

El metal utilizado es plata 925/1000, y cada joya cuenta con su certificado de autenticidad. Además, lleva grabado el nombre de la familia que la ha fabricado en su lengua materna, el ‘tamaseg’.

La asociación se asegura de que todos los artesanos sean remunerados adecuadamente y de que puedan trabajar en condiciones dignas y de forma voluntaria. Asimismo ha creado, en colaboración con la cooperativa, un documento social para garantizar unas buenas condiciones de trabajo de los artesanos joyeros.



- Fecha: 18/12/2012

Imágenes

    
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies