La Diputación de Málaga y el gobierno de Melilla buscan alianzas para potenciar el turismo gastronómico

La vicepresidenta Kika Caracuel asiste a la entrega de diplomas de la Escuela de Hostelería de la ciudad autónoma, que está hermanada con la de Benahavís



La Diputación de Málaga y el gobierno de Melilla trabajan para poner en marcha alianzas que potencien el turismo gastronómico, tal y como ha anunciado la vicepresidenta primera, Kika Caracuel, que ha asistido a la

entrega de diplomas a los alumnos de la Escuela de Hostelería de la ciudad autónoma, que está hermanada con la de Benahavís, de la que la institución provincial es socio fundador.

Caracuel ha explicado que Málaga y Melilla tienen muchos lazos en común, “uno de ellos la gastronomía, que nosotros consideramos un elemento diferenciador del turismo”. Además, las escuelas de hostelería de Melilla y de Benahavís conforman la Fundación Hispano Árabe de la Dieta Mediterránea, lo que se puede considerar un avance de esa colaboración entre la provincia de Málaga y la ciudad autónoma.

La vicepresidenta ha destacado que la gastronomía es un reclamo turístico cada vez más importante, que complementa a la perfección otros segmentos, y que “es un arma eficaz para combatir la estacionalidad”.

“Melilla y Benahavís, en buena parte gracias a sus escuelas de hostelería, son dos destinos ineludibles para quienes buscan una oferta gastronómica variada y de prestigio”, ha afirmado Caracuel, quien ha apuntado que las señas de identidad de este sector son la innovación y la calidad, por lo que ha insistido a los alumnos la necesidad de reciclarse y de que continúen formándose.

Las recetas tradicionales de Málaga y Melilla convergen en numerosas ocasiones, a veces con nombres distintos, lo que prueba la conexión histórica entre ambos lugares. Es el caso de la manera de cocinar el pescado y el marisco, de la cazuela de patatas con rape o los boquerones en vinagre, entre otros muchos platos.

Melilla, la ciudad de las cuatro culturas, ha sabido sacar partido a lo mejor de cada una de ellas: cristiana, árabe, hebrea e hindú, lo que la convierte en una auténtica joya gastronómica y explica el éxito de su escuela de hostelería: la inserción laboral media de sus alumnos en los tres últimos años supera el 75%, a pesar de las dificultades de la economía.



- Fecha: 15/06/2012

Imágenes

    
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies