Los últimos análisis arrojan una reducción de más del 90% en la contaminación del agua de Benaoján y Montejaque

La Diputación Provincial y los ayuntamientos afectados aseguran que el agua “aún no es apta para el consumo humano”

Los últimos análisis realizados en el pozo de extracción de agua que abastece a los municipios de Benaoján y Montejaque han ofrecido un resultado de una disminución entre el 94 y el 99% del grado de contaminación de agua, por lo que

“aún no resulta totalmente apta para el consumo humano”

El diputado de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Juan Jesús Bernal, ha explicado que los resultados recibidos ayer viernes proceden de unos análisis encargados por el Ayuntamiento de Benaoján y por la Diputación a un laboratorio privado. Estos datos, que arrojan esta rápida reducción  de sustancias tóxicas del agua, hacen suponer “que bien ha sido una contaminación fortuita o provocada”. No obstante, ha asegurado que desde el ente supramunicipal “se continúan investigando las causas de este incidente que ha provocado malestar e intranquilidad entre los vecinos”.

En este sentido, Bernal ha manifestado que el área que dirige ha encargado para el próximo lunes un nuevo análisis del agua, además de estar a la espera de los estudios que han realizado otras entidades como el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA).

“De seguir estos resultados podemos prever que en un corto espacio de tiempo podremos restaurar el suministro en ambos municipios”, ha afirmado.

Durante esta semana más de 2.600 vecinos se han abastecido a través de camiones cubas tras comunicar la Junta de Andalucía el pasado viernes 28 de octubre que el agua de los depósitos que abastecen a estos municipios no era apta para el consumo humano. Un incidente que ha llevado al organismo supramunicipal a plantearse continuar realizando  estudios en la generación de nuevas captaciones y líneas de distribución independientes, con el fin de evitar en el futuro nuevas incidencias.

Informes

En el  informe emitido por la Junta de Andalucía se detalla que tras los análisis realizados en días distintos en la captación del Pozo Molino Santo, existía contaminación en el líquido, aunque no así en las pruebas hechas a la red de abastecimiento. Pese a ello, la Junta decretó el agua no apta para el consumo. Esta medida afectó a los 1.600 habitantes de Benaoján y a los 1.000 de Montejaque.

En este apartado, Bernal avanzó que de persistir el problema la Diputación tenía previstas actuaciones de emergencia, como la construcción de un depósito para distribuir agua potable en Benaoján, junto con una nueva acometida en Montejaque, de unos cuatro kilómetros de longitud, para la prospección de un nuevo sondeo que permitiría contar a este municipio con otros puntos de agua. Estas obras tendrían un presupuesto de 250.000 euros.

En último término, el diputado del ramo ha querido de nuevo transmitir tranquilidad a la población de estos dos municipios ya que “la Diputación, a través de sus técnicos, continúa trabajando y cotejando los resultados facilitados por otras administraciones”.
 



- Fecha: 05/11/2011
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies