La Diputación transferirá fondos incondicionados por valor de 2,4 millones de euros a los municipios para que afronten sus dificultades económicas

La institución no acepta la liquidación de su participación de los tributos del Estado de 2009, que obliga a pagar 51,4 millones de euros, y ha presentado un requerimiento para que la cifra baje a 17 millones, según sus propios cálculos Paralelamente, instará al Gobierno a que amplíe de 5 a 10 años el plazo para devolver las cantidades que se adeudan de las entregas a cuenta para la financiación local relativas a los ejercicios 2008 y 2009, que suman 68 millones

La Diputación transferirá un total de 2,4 millones de euros con carácter incondicionado a los municipios de Málaga para que puedan hacer frente a sus compromisos económicos hasta final de año. El presidente, Elías Bendodo, ha anunciado hoy esta medida, que ha calificado de “excepcional” dada la delicada situación de las cuentas de la institución, y ha avanzado que las corporaciones locales podrán pagar nóminas y saldar deudas con proveedores gracias a esta concesión. La liberación de fondos beneficiará a un centenar de ayuntamientos y otras instituciones de la provincia como consorcios, mancomunidades y entidades locales autónomas. “Este dinero es para los malagueños, para los municipios, para las empresas malagueñas, para que se paguen nóminas y deudas con proveedores”, ha comentado Bendodo. Estos 2,4 millones de euros representan el 25% del capítulo de subvenciones corrientes del Plan de Concertación 2011 y es la primera vez se concede una cantidad incondicionada sin previa justificación del 75% anterior. “Los municipios necesitan nuestra ayuda y, aunque la situación de la Diputación es mala, hacemos un esfuerzo porque nuestra razón de ser es el apoyo a los ayuntamientos y el servicio público a los ciudadanos de la provincia”, ha asegurado Bendodo. El capítulo de subvenciones corrientes se financia con fondos propios de la Diputación, lo que hace aún más difícil la concesión de estos 2,4 millones de euros debido al estado de sus arcas. Bendodo ha explicado que el dinero podrá estar disponible para los ayuntamientos inmediatamente después de la celebración del pleno ordinario de noviembre, toda vez que se tratará en la próxima reunión de la Concertación. “La Diputación trabaja continuamente por el progreso de los municipios y toma decisiones en defensa de los intereses económicos de los ciudadanos malagueños”, ha declarado Bendodo en una comparecencia previa al pleno ordinario celebrado hoy. Ya en la primera reunión que mantuvo con los alcaldes de la provincia, que tuvo lugar el pasado 25 de julio, el presidente comunicó que sería difícil repartir fondos incondicionados por la mala situación económica de la institución. “A pesar de todo, hacemos un esfuerzo de gestión para colaborar con los ayuntamientos”, ha insistido. “La concesión de estos fondos incondicionados supondrá un balón de oxígeno para muchos ayuntamientos que están asfixiados económicamente”, según Bendodo. Requerimiento al Gobierno para modificar la liquidación de la PIE 2009 Además, dentro de las medidas económicas adoptadas, el presidente ha incluido el requerimiento que se presentó el viernes pasado en la Subdelegación del Gobierno en Málaga para que se modifique la liquidación de la participación de la Diputación de los ingresos del Estado (PIE) del año 2009. Según el Ministerio de Economía y Hacienda, esta liquidación obliga a la institución provincial a pagar 51,4 millones de euros por la diferencia entre lo recibido a cuenta y lo realmente recaudado después por el Gobierno. Bendodo ha explicado que estos cálculos son “erróneos” y ha asegurado que los técnicos de la Diputación consideran que el reintegro debe ser muy inferior, de 17 millones de euros, “ya que el Gobierno ha deslizado a las corporaciones locales gastos que entendemos que competen a la Administración General del Estado y no a los ayuntamientos o las diputaciones”. En este sentido, el presidente ha asegurado que el Presupuesto General del Estado de 2009 estaba “inflado” y que la cantidad que el Gobierno dice que debe devolver la Diputación es “muy perjudicial” para los intereses de la provincia. “Estamos en nuestro derecho de recurrir una decisión que consideramos injusta, fruto de cálculos erróneos, que lesionaría gravemente nuestra capacidad de servicio público”, ha referido Bendodo. Este requerimiento ya está en poder del Ministerio de Economía y Hacienda y es un paso previo a un contencioso-administrativo que se interpondría en caso de no ser aceptado por los responsables de Hacienda. “La Diputación no puede permitir que se vean disminuidos sus recursos para la generación de riqueza en la provincia y litigará por lo que cree que es justo”, ha afirmado el presidente. Instancia al Gobierno para ampliar el plazo de devolución de las PIE de 2008 y 2009 De forma paralela, Bendodo ha detallado una moción urgente presentada por el PP al pleno de hoy para instar al Gobierno a ampliar de 5 a 10 años el plazo de devolución de las cantidades relativas a las liquidaciones de las PIE de los años 2008 y 2009, que son respectivamente 16,6 millones y los ya citados 51,4 millones de euros. En total, 68 millones de euros. “Además del requerimiento para modificar la liquidación de 2009, la Diputación quiere tener más tiempo para abonar al Gobierno lo que deba al Gobierno. Tomamos esta decisión en defensa del interés municipal y para el menor perjuicio del equilibrio financiero de las entidades locales, y entendemos que es una aspiración lógica y lícita”, ha declarado Bendodo. En este sentido, el presidente ha opinado que no es de recibo que estas cantidades, “que son las que son por errores presupuestarios del Gobierno, deban ser pagadas en un plazo tan corto”. Según Bendodo, la ampliación del tiempo estipulado para la devolución sería “una garantía de supervivencia y de servicio público para los municipios de Málaga, especialmente para los más pequeños”. Esta decisión ya la han tomado anteriormente otras corporaciones locales (ayuntamientos y diputaciones) del resto de España y también numerosas autonomías debido a los problemas económicos y financieros que sufren derivados de la crisis internacional. “Con un plazo tan exiguo sólo se consigue la asfixia de las entidades locales y, por añadidura, que el ciudadano reciba un peor servicio”, ha concluido Bendodo

- Fecha: 04/10/2011
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies