La Diputación ha adelantado en sus primeros cien días de gobierno 15 millones de euros a 11 municipios de Málaga para aliviar su situación económica

Bendodo redefine la institución en tres meses de mandato, en los que ha reducido a la mitad los cargos de libre designación, un 25% los cargos de confianza y un 10% los gastos corrientes Bendodo redefine la institución en tres meses de mandato, en los que ha reducido a la mitad los cargos de libre designación, un 25% los cargos de confianza y un 10% los gastos corrientes Bendodo redefine la institución en tres meses de mandato, en los que ha reducido a la mitad los cargos de libre designación, un 25% los cargos de confianza y un 10% los gastos corrientes

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha realizado hoy un balance de los primeros meses de gobierno al frente de la institución marcados por la austeridad, el diálogo social, el municipalismo, el servicio ciudadano y la generación de progreso en la provincia. En este sentido, ha manifestado que el ente supramunicipal, en sus primeros casi cien días de nuevo gobierno, ha adelantado 15 millones de euros a un total de 11 municipios con el fin de aliviar la delicada situación económica que atraviesan.

Estos anticipos económicos se han realizado a través del Patronato de Recaudación en pagos ordinarios y extraordinarios, en algunos casos, para que los municipios de la provincia en situación de emergencia puedan hacer frente a sus pagos y compromisos. En lo que va de legislatura la Diputación ha atendido a los municipios de Atajate, Benamargosa, Benamocarra, Casarabonela, Coín, Estepona, Guaro, Manilva, Pizarra, Sierra de Yeguas y Tolox.

Bendodo ha asegurado que es en esta línea en la que la Diputación de Málaga quiere trabajar, en la de apoyar y fijar sus prioridades de forma exclusiva en los municipios menores de 25.000 habitantes, “hacia donde debe dirigirse el nuevo modelo de esta institución”. Así, ha explicado que en los primeros cien días de gobierno, Presidencia y Vicepresidencia han atendido personalmente a la cuarta parte de los alcaldes de la provincia, tanto en visitas a sus municipios como en recepción en la sede de la institución.

El presidente ha destacado que la Diputación de Málaga ha sido en estos tres meses un espacio de normalidad y consenso institucional, y prueba de ello es la comisión permanente de trabajo que se ha firmado con el Ayuntamiento de Málaga, el protocolo de colaboración con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental o las reuniones periódicas mantenidas con consejeros de la Junta de Andalucía como el de Gobernación o el de Turismo, con los que se han celebrado varios encuentros para establecer comunicación regular. “Nunca hasta ahora se había dado en la Diputación de Málaga un clima de colaboración institucional similar”, según Bendodo.

Austeridad, municipalismo y diálogo social

El presidente de la Diputación ha destacado además que en estos primeros días se ha trabajado desde la austeridad como premisa principal. Y en este sentido, se ha conseguido aplicar una bajada del 50% en los cargos de libre designación, del 25% en el número de cargos de confianza (de 77 a 57) y del 10% en gastos corrientes.

“Habrá menos jefes en la Diputación, un 50% menos, porque confiamos en los funcionarios de la casa para que desarrollen el trabajo que tienen asignado, Seremos la Diputación de la austeridad, el municipalismo y el diálogo social: complementaremos a los ayuntamientos y llegaremos allí donde no lo haga la iniciativa privada para mejorar el desarrollo de nuestra provincia”, ha explicado el presidente, quien ha insistido en que el descenso del 50% en los cargos de libre designación “no es un recorte de puestos, sino de atribuciones. Con esta decisión dejaremos de gastar 240.000 euros al año”.

La puesta en marcha del Plan de Austeridad, una de las principales medidas adoptadas, permitirá ahorrar 12 millones de euros hasta final de año y cuatro millones de euros en sueldos en los cuatro años de mandato. “Este plan, que está en aplicación, era fundamental para corregir el rumbo económico de la institución. Íbamos a la deriva y ahora manejamos la nave”, ha asegurado.

En esta misma línea, Elías Bendodo ha recordado algunas de las medidas que recoge el Plan de Austeridad, como reducir de 633 a 14 las firmas autorizadas para gastar en nombre de la Diputación. Además, se han gestionado las contrataciones temporales para cubrir las vacaciones estivales con un ahorro con respecto al verano pasado cercano al 19%.

Además, se ha llevado a cabo un análisis concienzudo de los convenios firmados con ONG, empresas privadas y otras entidades para delimitar los compromisos económicos vigentes y futuros de la institución. “Hemos decidido eliminar las subvenciones arbitrarias y aquellas destinadas a asociaciones de fuera de Málaga además de repasar el patrimonio de la Diputación para conseguir una mejor explotación del mismo”, ha indicado.

En el plano económico se han reconocido facturas de años anteriores por valor de 8 millones de euros, lo que equivale a pagar deudas con empresas locales que no estaban consignadas en presupuestos anteriores. “La Diputación tiene que cumplir sus compromisos porque estas facturas sin consignación presupuestaria son deudas con empresarios y emprendedores locales”, ha asegurado el presidente. Además, se han agilizado los procedimientos de cobro de ingresos, lo que ha supuesto una inyección de tesorería de 5 millones de euros básica para el buen funcionamiento de la institución.

Ámbito social y promoción de empleo

En el ámbito social y de promoción del empleo, la Diputación Provincial ha constituido la mesa general de negociación con los sindicatos con el objetivo de reducir costes de personal que excedan de lo legalmente establecido en el Estatuto Básico del Empleado Público. Además, se han renovado con los agentes sociales (empresarios y sindicatos) los compromisos en materia de generación de puestos de trabajo en la provincia, dentro del acuerdo de Responsabilidad Social por la Economía.

Una de las medidas más importantes adoptadas en este sentido, ha explicado Bendodo, ha sido la de establecer el pago a los proveedores en menos de 30 días, “porque es la mejor política de empleo que podemos llevar a cabo desde la institución”.

El presidente ha resaltado la importancia de que la estructura organizativa de la Diputación Provincial se haya reducido a dos macroáreas: Modernización Local (la Diputación de los Ayuntamientos) y Ciudadanía (la Diputación de las Personas), ya que se ha conseguido un funcionamiento “más ágil y útil” de la misma.

La Diputación de los Ayuntamientos

En lo que concierne al Área de Modernización Local, dirigida por el vicepresidente primero, Francisco Oblaré, en estos casi 100 días se ha reunido con los 101 alcaldes de la provincia, responsables de las entidades locales y consorcios para abordar uno de los proyectos más ambiciosos de la institución, renovado por el actual equipo de gobierno: la Concertación. Aprobado por un valor de 41,2 millones de euros, este programa podrá crear entre 800 y 1.000 puestos de trabajo en la provincia.

En cuanto a infraestructuras, la Diputación ha ejecutado proyectos por valor de 5 millones de euros y se han acometido obras en carreteras por un valor de adjudicación de 16,3 millones. Del mismo modo, se ha diseñado un Plan Bianual de Carreteras 2011/2012 con una inversión de 5 millones de euros que pone el acento en la seguridad vial.

En lo que se refiere a políticas de desarrollo económico y rural, en este tiempo se ha creado el germen de la Mesa del Campo y del sello ‘Málaga Calidad’, iniciativas que servirán para una mejor promoción de los productos de la provincia. Se ha renovado, además, el acuerdo con la Junta de Andalucía para financiar el PFEA (Programa de Fomento del Empleo Agrario), el antiguo PER, siendo la de Málaga la Diputación andaluza que más dinero aporta porque asume la parte que deberían satisfacer los ayuntamientos. En total, 3,17 millones de euros.

Respecto al área de Medio Ambiente, se han gestionado y tratado 65.000 toneladas de residuos sólidos urbanos, así como 3.000 toneladas de papel y envases. Se han invertido 4 millones de euros en la planta de tratamiento de Valsequillo (Antequera) para recrecimiento de vasos y balsas y se ha comenzado la obra de la planta de compostaje, que tiene un presupuesto de 20 millones de euros.

La Diputación de las Personas

En relación al Área de Ciudadanía, responsabilidad de la vicepresidenta tercera, Ana Mata, se está trabajando en una nueva y ambiciosa política cultural en la provincia que se corresponde con las necesidades y demandas de los ciudadanos, además de reactivar el Centro Cultural Provincial.

En cuanto al ámbito turístico y de promoción del territorio, destaca la realización de un nuevo pliego para la adjudicación de La Malagueta que amplía la temporada taurina desde Semana Santa hasta septiembre. Además, se han invertido 148.000 euros para la promoción de fiestas de Singularidad Turística.

Relativo a la atención especializada, la Diputación ha recortado gastos de dirección y ha ahorrado 46.000 euros para mejorar la dotación de los centros. Además, se ha evaluado la potencialidad de los centros sociales con el objetivo de aumentar el número actual de atendidos, que ahora mismo es de 3.000 directos y 6.000 indirectos.

Bendodo ha añadido que uno de los pilares de la gestión del equipo de gobierno es la Igualdad, y en ese sentido se han creado los Puntos de Información a la Mujer para luchar contra el maltrato. En estos 100 días también se han dado los primeros pasos para la creación del reglamento de Participación Ciudadana, donde se incluirá la constitución del Consejo Provincial de Participación.

El presidente ha defendido el papel que juega la Diputación en la labor de cohesión social y de reparto de la riqueza en la provincia y ha reiterado que será una institución “austera, que no gastará más de lo que ingrese y que se centrará de manera exclusiva en los municipios menores de 25.000 habitantes” a excepción de las políticas de índole provincial, como las de cultura, juventud, turismo y deporte.

Bendodo ha asegurado que la Diputación no financiará ni subvencionará instituciones con mayor poder económico y ha puesto el acento en su papel complementario de la iniciativa privada y suplementario de los ayuntamientos con escasez de recursos. “Nos regiremos por el principio de ‘una administración, una competencia’ para no malgastar dinero público y haremos de la Diputación un instrumento necesario en la provincia de Málaga”.



- Fecha: 26/09/2011

Imágenes

    
© 2016 iAntequera.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCIudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies